Definir el valor de la solución que vendes desde la perspectiva del cliente es una de las mejores estrategias para incrementar las ventas